miércoles, 29 de noviembre de 2017

Juntas de pantallas. Nadie es perfecto


El título de este artículo hace referencia a la última escena de la película “Con faldas y a lo loco”, yo la utilizaré para hablar de juntas de muros pantalla.
  
He despertado tu curiosidad????.

Si la respuesta es no, debo avisarte que en GEOJUANJO, como bobada, ésta no es, ni mucho menos, la mayor que he dicho ni diré.
  
Si la respuesta es sí, sigue leyendo.

Vamos allá.


Decidir que junta utilizar en una obra de muro pantalla es una decisión crítica, lo cual contrasta con el hecho que no se le suele dar mayor importancia hasta que llega el momento de iniciar los trabajos de obra, lo cual muchas veces genera conflictos que, no pocas veces, pueden acabar en verdaderos enfrentamientos.

Para él que no sepa lo que son las juntas de muros pantalla decirle que los muros pantalla se realizan por tramos por lo que entre tramos existe una discontinuidad. Llamamos junta al mecanismo que se genera entre dos tramos contiguos, este mecanismo puede ser de diferente naturaleza, siendo bastante habitual que sea un “machihembrado” creado gracias a unos moldes recuperables, a modo de encofrado para el hormigón, que condicionan la forma de los módulos en planta.

Las opciones de junta son varias, pero destaco cuatro que seguramente cubren en un 90% las obras en España y en la mayor parte del mundo que conozco, si excluyo las pantallas realizadas con hidrofresas. Muchas de las figuras que utilizo en este artículo las he sacado de la web de la empresa MODEL&CO, especializada en la fabricación de maquinaria y utillaje de cimentaciones especiales:
q   Juntas cilíndricas de sección completa
q   Junta plana de media luna o semicircular
q   Junta plana de boca de lobo o angular.
q   La nojunta
 Abajo os pongo como quedan, más o menos, los módulos de muro pantalla realizados con cada una de estas juntas


Hablaré primero las dos últimas, de las dos primeras hablaré después de forma comparativa ya que suele objeto de discusión el determinar cuales de ellas es mejor.

La junta plana de boca de lobo suele utilizarse en obras poco profundas ( menores de 12 metros) con espesores de muro pequeños (60 cm. o menos) y sin presencia de nivel freático. Personalmente, si se dan las circunstancias anteriores, no tengo mayores problemas para su utilización, pero cuando me la han propuesto para ser utilizada en obras profundas y/o con presencia de nivel freático y la consiguiente utilización de lodos, me he resistido todo lo que he podido.
Abajo os dejo un esquema de este tipo de junta, como podéis ver las juntas se colocan por tramos enlazando cada tramo con el anterior con sistemas tipo pasador.


Considero que esta junta no es adecuada para utilizar en presencia de lodos bentoníticos y tengo el convencimiento que la hendidura que genera en la sección de hormigón queda totalmente contaminada con tierra y bentonita, lo cual, a corto, implicará un camino preferente para el agua.

Si, aun así, debéis hacer una obra bajo nivel freático con este tipo de junta, reservaros una partida importante para tratamientos de juntas.

Respecto a la no junta, que deciros. No poner junta entre muros pantalla implica que los diferentes tramos de pantalla no estarán en contacto, por mucho que os digan que “rascarán” los módulos vecinos.
Personalmente, si la realidad anterior se asume, la obra es sencilla, el terreno es arcilloso, el efecto machihembrado no se considera crítico y, por supuesto  no hay agua, no tengo problemas con que se realice este tipo de junta, de hecho considero que es como si estuviéramos haciendo una pantalla de pilotes, pero en este caso, los pilotes son rectangulares.

Alguien podría no ver razón alguna por la que permitir realizar una pantalla sin juntas, a ver que le parece ésta historia.

q   Terreno arcilloso con alguna capa de grava, medianamente resistente y sin presencia de agua, si todo va bien, la pantalla se perfora en 6 horas, se coloca la armadura en 1,5 horas y se hormigona en 2.

q   El horario de trabajo está totalmente condicionado entre las 8:00 a.m. y las 8:00 p.m. debido a que la obra es en entorno urbano y medianera con un hospital en servicio. La maquinaria es de reducida dimensiones ya que las calles de acceso no permiten el acceso a máquinaria mayor.

q   La pantalla se hace junto a la cimentación del hospital, el cual tiene más de un siglo y no está en muy buenas condiciones.

q   Los niveles de gravas crean una sobreexcavación importante.

q   El plazo es fundamental.


Si la obra está pensada con juntas de media luna, a las 9,5 horas anteriores de perforación+armado+hormigonado, debe añadirse entre 1 y 3 horas de desenganche de la junta del módulo anterior y 0,5 horas de instalación de la junta en el nuevo módulo. En el desenganche deben utilizarse herramientas de limpieza de junta ya que la sobreexcavación suele crear anillos de hormigón alrededor de la junta, los cuales deben romperse con trépanos para poder soltar la junta.

En definitiva, que yendo todo razonablemente bien, tardaríamos entre 11 y 13 horas y someteríamos al terreno a un importante golpeo, con las consiguientes vibraciones. Y si pasa algo, que suele pasar, no podríamos hormigonar y se nos quedaría la cimentación del hospital en el aire. Yo personalmente, dadas las circunstancias anteriores, prefiero no colocar la junta, tener un par de horas de margen y tratar la junta a posteriori.





Debo decir que a este tipo de junta la llamo “no junta” con toda la intención, creo que debe quedar claro que es una junta y como tal debe tratarse, por ejemplo, puede ser preciso prever un sellado si se espera que haya entradas esporádicas de agua desde, por ejemplo, una fuga del sistema de abastecimiento de agua.

Hablemos ahora de las juntas cilíndricas y la de medialuna. 

¿Cual de estas juntas es mejor?

a pregunta parece intranscendente, pero no lo es, y, como suele pasar, la respuesta es …..depende.

Antes de matizar la respuesta considero adecuado repasar el proceso constructivo de los muros pantalla con cada una de las juntas. Sorprendidos???

Pues sí, ambas juntas suelen implicar procesos constructivos muy diferentes, no sólo eso, ambas juntas implican maquinaria y herramientas diferentes, lo cual ya nos da pistas de lo importante que es la decisión respecto a  ¿qué junta utilizar?.

Las juntas de media luna suelen implicar el siguiente proceso:

  • Perforación del módulo “rascando” el molde-junta colocado en el módulo vecino.
  • Extracción del molde-junta del módulo vecino.
  • Colocación del molde-junta en el lado opuesto del módulo.
  • Colocación de la armadura.
  • Hormigonado.
En el siguiente esquema se explica este proceso.



Destaco que el molde-junta es una pieza metálica que, a modo de encofrado, crea la marca de la junta en el hormigón.

Como podéis ver, el molde-junta se saca una vez ha pasado un cierto tiempo desde el hormigonado del módulo contiguo, lo cual implica que dicha junta estará enganchada al hormigón, razón por la cual se debe poner material desencofrante en la superficie del molde-junta antes del hormigonado.

La extracción del molde-junta puede ser especialmente difícil si el hormigón llega a rodear a la junta (anillado de junta) o las perforaciones  se desvían generando el típico tecleado de módulos, en dichos casos, se utiliza una herramienta para “desenganchar” el molde junta, el sacajuntas o limpiajuntas, el cual no es más que una especie de trépano con una corredera que a base e golpes va liberando la junta, proceso éste que puede llegar a ser muy penoso si hay un fuerte anillado de junta o tecleados importantes.

Abajo os pongo una foto donde se puede ver un muro pantalla donde se acaba de desenganchar el molde-junta, apreciándose la forma de la junta en el hormigón. He escogido la foto porque es muy clara, pero ya os aviso que en una obra donde se esté utilizando lodos bentoníticos no se ve nada.



Las juntas cilíndricas implican el siguiente proceso:

  • Perforación del módulo, utilizando la entalla que ha generado el molde-junta del módulo vecino a modo de guía lateral de la perforación.
  • Colocación del molde-junta en el lado opuesto del módulo.
  • Colocación de la armadura.
  • Hormigonado.
  • Extracción del molde-junta con el hormigón una vez éste ya ha iniciado el proceso de endurecimiento y tiene una consistencia suficiente como para no colapsar en la zona donde se extrae la junta.


En el siguiente esquema se explica este proceso.


Como os podéis imaginar, la extracción del molde-junta a medida que el hormigón va endureciendo suficientemente como para mantener la forma de la junta pero sin adherirse demasiado a ésta, requiere una pericia y experiencia adecuada, además de herramientas específicas como pudieran ser los extractores de juntas, ya que para profundidades importantes, el esfuerzo necesario puede ser grande, superando la capacidad de la propia grúa que realiza la perforación.

En las imágenes podéis ver dos extractores sacando moldes-junta cilíndricos en un panel de empiece, así como un extractor para juntas de la casa MODEL&CO




Volvamos  a la pregunta.

Cual de estas juntas es mejor???

Depende, debemos valorar muchas cosas, os pongo algunas:


  • La profundidad de la pantalla y presencia de agua. Considero que la junta cilíndrica funciona mejor para muros pantalla a partir de 25 metros ya que su efecto guía prácticamente imposibilita el tecleado, aunque sí existen desviaciones, pero éstas generan una especie de abaniqueado en profundidad, el cual aunque operativamente puede ser problemático, a efectos del agua las juntas funcionan bastante bien.
  • Trabajar junto a medianera de edificio. Debe valorarse que la junta cilíndrica puede implicar la necesidad de utilizar extractores, lo cual, cuando se trabaja contra medianera puede ser un problema importante de espacio ya que los gatos extractores precisan espacio para su colocación. Lo anterior no es problema para las juntas de media luna.
  • Espacio disponible. La utilización de juntas cilíndricas generalmente implica la necesidad de mayor espacio en obra ya que los requerimientos de maquinaria son mayores, así como el espacio que ocupan los propios moldes-junta.
  • La metodología del industrial. Tal y como he mencionado arriba, ambos tipos de juntas requieren procesos, herramientas y maquinaria específica por lo que la experiencia del industrial que realiza la obra es fundamental. Si un industrial está habituado y equipado para trabajar con junta de media luna y le obligáis a trabajar con junta cilíndrica, las posibilidades de fracaso serán importantes.
  • Las limitaciones de horario. En el caso de la junta cilíndrica, el proceso de hormigonado y el de extracción de junta están totalmente ligados por lo que cuando se inicie el hormigonado es obligado continuar los trabajos hasta que las juntas hayan sido extraídas. Si a lo anterior le unimos el proceso de armado y desarenado puede que nos encontremos que esta indivisible actividad precise de más tiempo del disponible en una jornada, si se da este caso, no podrá utilizarse la junta cilíndrica.

En definitiva DEPENDE. Si no lo tenéis claro, ya sabéis, yo me dedico a esto. No os lo había dicho, soy asesor de geotecnia, con muchas juntas hechas.
Por cierto, hay otras muchas tipologías de juntas aunque nunca he trabajado con ellas. Os pongo una foto de un tipo de molde-junta que me gustaría probar en una obra pero que, a día de hoy, aun no he tenido oportunidad de probar. Se trata de una junta parecida a la de medialuna, arriba descrita, pero con la cualidad de poder dejar embebida en la junta un perfil de goma a modo de water-stop.


La idea me parece interesante, aunque no tengo muy claro si complicar el proceso de construir la junta es ventajoso frente al riesgo que no se haga bien, no olvidemos que, con esto del agua, si fallamos en un 5% tenemos un 95% de los problemas.

Como ya he dicho, la junta hace las veces de encofrado del hormigón que forma el módulo pantalla, por lo que unas adecuadas características de este hormigón son fundamentales para conseguir una junta eficiente. Sobre el hormigón en muros pantalla he escrito varias veces en GEOJUANJO, abajo os dejo varios enlaces que espero que os gusten.



Os dejo con el final de la película Con faldas y a lo loco, donde se ve un ejemplo claro de que cuando sabes lo que quieres, a veces hay que aceptar ciertas  "imperfecciones".

Gracias por vuestro tiempo
juanjo

1 comentario:

  1. Fantástico Juanjo, te añado un par de cosas más.

    En el caso de pantallas largas (a partir de 20 m) en arenas finas con largo tiempo de desarenado, cuando acabas de hormigonar ya es muy tarde. Eso implica extraer juntas de noche con un segundo equipo de personal, y por lo tanto un aumento del precio y unos ruidos muchas veces inadmisibles de noche.

    En el caso de juntas de media luna, tal como has dicho se acostumbra a perder mucho tiempo en desengancharlas si el hormigón las ha abrazado. El uso del limpiajuntas, o "guarro" (como le llamamos nosotros) las acaba destrozando y se pierde mucho tiempo y dinero soldando y reparando.

    Otro día a ver si hablas del diseño de las pantallas en los proyectos. Esas pantallas con decimales 21,35 m que entiendo que salen del CYPE.

    En fin, un abrazo

    DANI

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...